Saltar al contenido

PICADURA.ORG

Garrapatas

No más garrapatas: Consejos y remedios naturales para mantenerlas muy lejos de tu vida

Las garrapatas son ácaros que actúan como agentes causantes de enfermedades que pueden provocar incluso la muerte de nuestros amados perros y gatos, siendo el parásito que más puede afectar a los caninos debido a la susceptibilidad que los perros poseen a la picadura de garrapatas.

Enfermedades que pueden ser trasmitidas por una garrapata

Tus animales, especialmente los perros y gatos, tienen el riesgo de infectarse por causa de una garrapata especialmente dependiendo del tiempo que esta se halle hospedada en estos animales.

Existen una serie de enfermedades que pueden provocar diversos síntomas en tu mascota, deteriorando su salud y si este no recibe atención a tiempo, incluso podría morir al no ser atendido según sus requerimientos y necesidades particulares.

Ehrlichiosis

La enfermedad conocida como Ehrlichiosis es producida por la garrapata marrón del perro (Rhipicephalus sanguineus), esta se genera principalmente por la presencia de bacterias que atacan a los glóbulos blancos, provocando daños graves en estos animales como depresión, falta de apetito, vómito, dificultades respiratorias, hemorragias y fiebre.

La enfermedad de Lyme o Borreliosis

La enfermedad de Lyme o Borreliosis es producida por la garrapata de la oveja (Ixodes ricinus) y esta ocasiona molestias severas en los perros como falta de apetito, problemas del Sistema Linfático, decaimiento, cojera y artritis.

La Babesiosis o piroplasmosis

La Babesiosis o piroplasmosis es una enfermedad producida por unos protozoos que parasitan a los glóbulos rojos de tu mascota, ocasionándoles a los perros anemia, fiebre, anorexia, orina oscura, icteria (coloración amarilla de mucosas), y en algunos casos incluso puede causar la muerte del animal que ha sido infestado si no es atendido a tiempo.

La anaplasmosis

La anaplasmosis es una enfermedad que es causada por bacterias que se parasitan en los glóbulos blancos y plaquetas, esta puede ocasionar letargia, hemorragias, fiebres, cojeras, vómitos y diarreas.

Fiebre de las montañas rocosas

La enfermedad conocida como fiebre de las montañas rocosas, la transmiten la garrapata estrella solitaria y la garrapata americana del perro, teniendo que estar un tiempo de aproximadamente 5 horas como huésped de tu mascota para que este pueda ser infectado.

Esta enfermedad suele provocar síntomas que pueden afectar gravemente la salud de tu mascota tales como depresión, dolor articular, vómitos, cojera, fiebre, reducción del apetito e incluso molestias cardíacas, además de síntomas neurológicos, problemas renales y hepáticos o neumonía.

Además de estas enfermedades antes mencionadas, las garrapatas pueden provocar enfermedades víricas como encefalitis y fiebres hemorrágicas.

Por lo tanto, si tu mascotas sufre algunas de estas enfermedades, lo más recomendable es que acudas con su veterinario para que realice los exámenes que comprueben qué tipo de infección tiene por causa de las garrapatas y de esta forma pueda sugerir tratamientos que vayan acorde con las necesidades requeridas para que el animal salga airoso de la batalla contra los males que puedan generarle las garrapatas.

Para este tipo de enfermedades, dependiendo de la gravedad en la que se encuentre el animal, por lo general se recomienda la toma antibióticos que contribuyan a eliminar las bacterias que se hallan presentes en su organismo y que también se consideren aspectos como el tipo de parásito con el cual se va a combatir así como características del animal afectado como su edad, tipo de pelo, raza, tamaño, entre otros.

Asimismo cabe destacar que para combatir estas enfermedades se han creado antiparásitos externos, cuyo principal compuesto ha sido el fipronil que es una molécula antiparasitaria.

 

Síntomas que produce la infestación por garrapatas

Al encontrarse infectados por garrapatas, nuestras mascotas muestran una serie de síntomas que ayudan a que podamos intuir que se trata de la presencia de alguna bacteria o enfermedad ocasionada por la picadura de la garrapata.

Si bien algunos de los animales al principio no muestran evidencias de tener algún padecimiento de este tipo, por lo general en algún momento comenzarán a mostrar signos que hagan referencia a que han sido afectados por garrapatas, por lo que aquí te contamos algunas de las molestias que tu adorada mascota puede presentar.

  • Aparición de costras, rodeada en algunas ocasiones por una alopecia focal y/o induración.
  • Presencia de microabscesos, en especial si no se extrajo de forma correcta la garrapata y aún se conserva parte del aparato bucal en el tejido subcutáneo de la mascota.
  • Si la mascota infestada ha perdido mucha sangre, puede sufrir de anemia.
  • Presencia de sangrado o algún tipo de hemorragia en la piel.
  • Salen pequeñas manchas parecidas a moretones, las cuales se conocen como equimosis.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Molestias en la zona abdominal.
  • Secreciones oculares y nasales.
  • Sangrado en la nariz.
  • El animal a veces no desea caminar porque puede presentar molestias en las articulaciones.
  • Presencia de moretones en el área genital del animal.
  • Anemia por la falta de plaquetas.

Repelentes para combatir a las garrapatas

Dependiendo de las circunstancias y de la gravedad de las lesiones o infestaciones que las garrapatas han generado en tu mascotas, puedes evaluar si aún tienes la oportunidad de contrarrestar los efectos que estos animales indeseados han ocasionado a tu amado compañero del hogar, para determinar si es conveniente utilizar un repelente natural.

No obstante, lo más recomendable en estos casos es visitar al veterinario de tu mascota y plantearle tus inquietudes para que este pueda sugerirte cuáles son las opciones más pertinentes al tratarse de otro miembro de tu familia que también requiere todos nuestros cuidados y atenciones.

Últimamente, en vista de todas las investigaciones que se han hecho en torno a los efectos secundarios y enfermedades que puede ocasionar la utilización frecuente de productos pesticidas o de químicos muy fuertes, y en el caso de que se trata de un animal recién nacido o con pocos meses, no es lo más conveniente que a este se le apliquen este tipo de productos.

Aquí compartimos contigo algunas sugerencias para que utilices repelentes naturales para proteger a tu mascota y a los demás miembros del hogar de sufrir alguna de las enfermedades que se transmiten por medio de las garrapatas y la vez cuides el medioambiente que te rodea.

Repelente para garrapatas de té de manzanilla

Procedimiento:

  • Preparar un té de manzanilla y dejarlo entibiar para luego frotarlo con la ayuda de un algodón en esas zonas de tu mascota que se encuentren invadidas por garrapatas.

Repelente para garrapatas de lavanda

La lavanda es una esencia cuyo olor no solo es agradable, sino que también puede mantenerte protegido de las garrapatas, para utilizarlo puedes adquirirlo ya sea que venga procesado en una tienda de productos naturales o bien puedes prepararlo tú mismo.

Aquí te enseñamos cómo elaborar tu propio repelente con aceite de lavanda.

Procedimiento:

  • Coge tallos y flores de la planta de lavanda y guárdalos en un tarro relleno con aceite de oliva.
  • Deja reposar esta mezcla y mantenla tapada durante 30 días.
  • Cuela el resultado de esta mezcla y vacíala en un frasco que preferiblemente tenga atomizador.

Repelente para garrapatas de eucalipto.

Procedimiento:

  • Hervir entre 10 y 15 hojas de eucalipto en un litro de agua durante 10 minutos.
  • Una vez hervido el eucalipto se deja enfriar y se cuela esta mezcla en un frasco que preferiblemente tenga atomizador.

Repelente de garrapatas de canela y romero

Para combatir las garrapatas puedes utilizar el aceite de canela y agregarlo directamente en la piel de tu mascota o haciendo una mezcla de 80 gotas de canela en una onza de agua que puedes rociar en el césped y otras superficies en el que las garrapatas suelen concurrir. También puedes combinar la canela con otro ingrediente muy efectivo como el romero.

A continuación te explicamos cómo elaborar este repelente natural.

Procedimiento:

  • Mezcla en un frasco 10 gotas de aceite esencial de romero, 7 gotas de aceite esencial de canela, 3 gotas de aceite esencial de cedro y 2 gotas de aceite se almendras dulces.
  • Agita bien todos los ingredientes.

Esta mezcla puedes utilizarla en los lugares en los que más se hallan presentes estas indeseadas garrapatas.

Repelente de garrapatas con aceite de geranio rosa

Procedimiento:

  • Utilizar una gota de este aceite de geranio rosa para colocarlo en los omoplatos de tu perro y en la base de su cola.

Repelente para garrapatas con cítricos

Las frutas cítricas también pueden ser grandes aliadas para combatir las garrapatas, sin embargo, no se recomienda usarlos en los gatos porque estos animales suelen sentir repulsión hacia el olor que desprende esta clase de frutas.

Procedimiento:

  • Pon a hervir cáscaras de frutas cítricas (limón, naranja, lima, entre otras).
  • Cuela el líquido.
  • Aplícalo en el pelaje de tu mascota.

También puedes hervir un vaso de jugo de limón o de naranja, añadirle de 5 a 15 gotas de aceite de limón y dejar que se enfríe o exprimir el zumo directamente en las zonas de la piel que se encuentren afectadas, cuidando que no maltraten áreas delicadas como la de los ojos.

Repelente para garrapatas con bicarbonato de sodio

Procedimiento:

  • Realiza una mezcla que contenga ½ cucharadita de bicarbonato de sodio, ½ cucharadita de sal, 4 onzas vinagre de sidra de manzana y 4 onzas de agua tibia.
  • Deja reposar estos ingredientes y vacíalos en un recipiente que preferiblemente tenga atomizador.

Este repelente lo puedes rociar en el cabello de las mascotas, teniendo sumo cuidado de que no les caiga directamente a los ojos.

Repelente para garrapatas con aceite de neem

Procedimiento:

  • Mezcla bien ½ onza de aceite de neem con ½ onza de jabón líquido que se encuentre a temperatura ambiente.
  • Agrega la mezcla obtenida en dos tazas de agua.

Si deseas obtener un repelente que sea más fuerte debes agregar 2 ml de jabón con 2 tazas de agua y luego añadirle 5 ml de aceite de neem.

Repelente para garrapatas de árbol de té

Procedimiento:

  • Añade unas gotas de esencia de árbol de té al champú que utilizas para bañar a tu mascota o sino en un envase con agua, el cual puedes rociar directamente sobre la piel del animal.

No obstante, no se recomienda aplicar la esencia de árbol de té si no se ha diluido en uno de estos compuestos porque puede irritar la piel del animal.

Repelente para garrapatas de avellano de bruja

Procedimiento:

  • Mezcla avellano de bruja con eucalipto con una proporción de 10 x1, y vierte la mezcla en un frasco que preferiblemente tenga atomizador.
  • Mezcla 8 onzas de agua destilada con media cucharadita de glicerina vegetal, 30 – 40 gotas de algún aceite esencial y le añades agua de avellano de bruja hasta que el recipiente se llene.

Repelente para garrapatas de aceite vegetal

Procedimiento:

  • Mezcla 2 cucharadas de aceite vegetal con 10 gotas de aceite esencial de menta y añade posteriormente 1 cucharadita de jabón líquido especial para lavar los platos.

Puedes aplicar este mezcla una vez por semana en la piel de tu mascota, teniendo sumo cuidado de que sus ojos y su boca no se vean expuestos a esta.

Bonus: otros productos y plantas que pueden ayudarte a mantener alejadas a las garrapatas

  • La vaselina ahoga a las garrapatas, solo debes echarle a tu mascota en las zonas de la piel que hayan sido picadas o estén invadidas por estos animales y dejar que esta actúe.
  • Puedes utilizar detergente líquido para echarle a tu perro en las zonas en las que tenga garrapatas, solo debes verter un poco de este detergente en un recipiente y verterlo encima de tu mascota con la ayuda del algodón, no obstante, es importante que no uses este tipo de productos en animales que presentan algún tipo de alergia al jabón.
  • El clavo de olor posee propiedades anti-bacterianas y anti-inflamatorias que lo convierten en un ingrediente ideal para contrarrestar los males causados por las garrapatas en la piel de tu mascota, solo debes verte una pequeña cantidad de aceite de clavo de olor en tu mano y frotarlo por las zonas del animal que han sido afectadas.
  • El enjuague bucal también elimina los restos de la picadura de garrapata, solo debes poner un poco sobre un algodón y colocarlo durante algunos minutos sobre el sitio exacto de la piel del animal que ha sido afectado.
  • La trementina o gasolina también sirve para eliminar las garrapatas porque las ahoga, facilitando su desprendimiento. Para usarla debes echar dos gotas de trementina o gasolina en un recipiente y aplicarla con un algodón durante 3 minutos en la zona de la piel de tu mascota que ha sido afectada.
  • Utiliza el ajo como un repelente para tus perros y gatos, agregando este ingrediente a sus comidas como sopas y otro tipo de comidas que faciliten su incorporación. También puedes utilizar ajo en polvo, añadiendo una 1/8 de cucharadita por cada kilo de comida de perro.
  • Puedes proteger tu jardín sembrando algunas plantas como: poleo, geranio rosa, ruda, romero, lavanda, ajenjo, hierba de limón, citronela, eucalipto, entre otras.

Algunos consejos y precauciones que puedes considerar para mantener alejadas a las garrapatas

  • No utilices productos que puedan causar lesiones y empeorar las zonas de la piel del animal que ha sido afectado por la picadura de garrapatas tales como: alcohol, éter, aceite, entre otros.
  • Revisa que se haya extraído bien la garrapata y no haya quedado parte de su aparato bucal en la mascota.
  • Rocía a tu mascota directamente con aceite cedro, el cual genera que las garrapatas se desprendan de su cuerpo con facilidad.
  • Lava con agua caliente las mantas, ropa de cama, especialmente la de tus mascotas, los forros de los cojines, entre otros.
  • Desinfecta correctamente las esquinas de tu casa y los lugares de difícil acceso.
  • Baña a tu mascota de forma regular.
  • Elimina las hojas caídas y las malas hierbas de tu césped y corta de forma frecuente.
  • Rocía las zonas que estén alrededor de tu casa con pesticidas, teniendo cuidado de no exponer a ninguna mascota ni persona al contacto directo con estos productos que pueden ser nocivos para su salud.
  • Vigila que tus mascotas siempre tengan tratamientos que les permitan estar protegidos de los efectos nocivos que pueden causarle las garrapatas.
  • Establece pautas que sirvan para el control de las garrapatas, especialmente en los felinos porque podrían ocasionarles problemas de salud, tomando en cuenta la concentración que tengan los piretroides sintéticos o las amidinas, porque pueden ser tóxicos para los gatos.
  • Limpia el medioambiente donde se encuentran los perros y los gatos, aspirando especialmente las jaulas y camas de estos animales.
  • Aplica un tratamiento prolongado de control a los perros y gatos, preferiblemente de forma mensual.
  • Evita que los perros y gatos accedan a las zonas donde existe más alta densidad de garrapatas, especialmente si se trata de las épocas del año en las que estas más se hallan presentes.
  • Si sacas a pasear a tu adorada mascota a lugares donde existen matorrales y bosques, que suelen ser lugares poblados por garrapatas, examínala inmediatamente para verificar que estos huéspedes los hayan invadido.
  • Revisa continuamente a los perros y gatos para verificar si estos se han vistos infectados por garrapatas. Se recomienda que realices un examen visual y las extraigas manualmente.
  • Si utilizas acaricidas, comprueba que estos sean resistentes al agua y que tengan una acción residual debido a que estos productos pueden proteger a los perros y gatos de contraer enfermedades ETG, y si se utilizan ectoparisiticidas, se debe vigilar que estos se proporcionen en las cantidades recomendadas para los animales.