Saltar al contenido

PICADURA.ORG

Cómo aplicar repelentes en la piel

El uso de repelentes en la piel puede ser de gran ayuda si quieres evitar a los molestos mosquitos, que te arruina la paz cada vez que sales a la calle o incluso en tu propia casa, así que descubre cómo aplicar repelentes en la piel y cuidar no sólo de ti, sino también a tu familia.

Cómo aplicar repelentes en la piel

La aplicación adecuada de un repelente personal puede ayudarte a proteger tu piel de los insoportables mosquitos, siempre y cuando leas las previas instrucciones que requieran su uso, y cerciorarse de usar el producto que se adapte a tus necesidades, sobre todo si no eres sensible a cualquier sustancia que el mismo contenga.

Instrucciones previas para usar repelentes

Ahora bien, los repelentes pueden presentarse en numerosas formas, tales como, lociones, sprays en aerosol y hasta toallas húmedas, los cuáles contienen ciertos ingredientes como el DEET y otros, que a su vez pueden resultar contradictorios para algunos usuarios.

Además, cada uno se aplican de diversas formas, y resulta útil leer las indicaciones específicas del repelente que vaya  a utilizar, y por lo general una alta cantidad del ingrediente DEET (ya mencionado antes), puede traer consigo una mayor duración, no obstante, su excesiva concentración no implica que el producto alejará de mejor forma a los mosquitos.

Precauciones a la hora de usar repelentes

Los repelentes personales deben utilizarse en medio de la piel expuesta y la ropa y evitar de tal manera las molestas picaduras de mosquitos.

Adicionalmente, debes asegurarte aplicar los repelentes solamente en la piel y la ropa, jamás debajo de esta y si optas por usar protector solar, debes aplicar primero el protector y después el repelente de insectos sobre él.

Pautas para una buena aplicación de repelentes en la piel

Llegó el momento de tocar la parte más relevante ¿Cuáles son los paso? Una vez que comprendes su uso y los ingredientes que componen a cada uno de estos productos es hora de iniciar con la aplicación, así que conoce 3 útiles pautas para que no sólo consigues una buena aplicación, sino que también puedas alejar los mosquitos por un tiempo más prolongado.

1. La cantidad no lo es todo, pero tampoco te hace mal

Como se ha mencionado en reiteradas ocasiones, debes asegurarte a qué ingrediente eres sensible, teniendo en cuenta que cantidad es adecuada para tus necesidades.

2. Donde no aplicar

Una vez que sabes cómo aplicar repelentes en la piel, debes encargarte también de saber donde no aplicarlos, como en heridas, quemaduras, ni mucho menos en áreas cerradas, y si vas usar protector solar, ten en cuenta que debe ir antes de aplicar tu repelente.

3. Aplica de manera uniforme el repelente en tu piel

Encárgate de usar tus manos para humedecer la piel expuesta de forma uniforme, usando la cantidad suficiente para cubrir la ropa, recordando las partes más simples de olvidar, como los tobillos y los codos.

Además, debes saber que los productos que se encuentre en su más alta concentración no ofrecerán una mayor protección, sino que permanecerá mucho más tiempo en tu piel.